ELIGIENDO EL VESTIDO DE LOS SUEÑOS

11 NOVIEMBRE  2015

Una de las partes más emocionantes de organizar tu boda es la etapa de elegir el vestido de novia. Para muchas puede ser uno de los momentos más soñados mientras que para otras puede ser un stress encontrarlo, así que para que esto no te pase hoy quiero darte 5 tips para que podás elegir EL VESTIDO correcto disfrutando el proceso.

 

 

1.  Chequeá muchos estilos:

Una de las maneras más fáciles de saber qué tipo de estilo te gusta es ver los catálogos de vestidos de novia. Al verlos te darás cuenta que hay algunos estilos te gustan más que otros, así que te recomiendo que guardes en una carpeta los que más te gustan para que sepás que probarte.

 

 

2. Asesorate:

Existen personas especializadas en saber captar tus necesidades en cuanto a tu vestido. Es súper divertido, cuando fui a Rosa Clará, el asesor parecía conocerme más de lo que yo me conocía a mi misma. Supo captar mi estilo, sabía que corte de vestido me beneficiaba más a mi tipo de cuerpo y en pocos minutos supo aconsejarme cuales eran las mejores opciones para mi.

 

3. Lleva a tu propio equipo de apoyo

Este momento es súper especial y es importante llevar a las personas CORRECTAS. No a las personas que podrías por compromiso, sino a las personas que te amen, que jamás te envidien, que sean objetivas y sepan respetar tu decisión final.

 

Cuando yo fui a mi cita, llevé a mi mamá, mi hermana y mi equipo del blog (Karlita la maquillista y Sofi mi fotógrafa). Cada una representa algo diferente que necesitaba así que decidí que ellas serían las correctas para ese día. Justo antes de llegar, les puse las  “reglas del juego”; les dije que cada una iba a tener una puntuación para darle a cada vestido y un espacio para decir de manera prudente y objetiva su opinión y la razón del puntaje. Así que con esto se hizo muchísimo más fácil todo.

 

4. Probate diferentes estilos

Aunque ya hayás elegido ese par de vestidos que te encantaron en el catálogo, es bueno que te probés un par de vestidos más con cortes distintos a los que elegiste (solamente para descartar opciones).

Dentro de mis pruebas, hubo un vestido de princesa que aunque era todo lo contrario a lo que quería, no podía dejar de medirmelo y sentirme como una princesa ☺

 

 

 

5. Sigue tu corazón

Aunque llevés un equipo de apoyo, hayan asesores expertos en el tema y todos te digan cuál es la mejor opción. ¡La decisión termina siendo tuya! En mi caso, todos opinaron que un vestido de encaje al cuerpo era mi mejor opción. Sin embargo, yo estaba enamorada de otro que aunque no tuve malos comentarios, les pareció un poco más sencillo en comparación al de encaje. Así que respiré profundo, y decidí seguir mi corazón. Obviamente al decir cuál elegía, todos se alegraron y celebramos juntos.

 

¡Espero que te sirvan estos consejos y aquí te dejo más fotografías de mi experiencia en Rosa Clará!

Un abrazo

@estefaniaacuna

DEJA TUS COMENTARIOS